El Huracán Mitch y el día que el baloncesto de Honduras murió

Por Roberto Ramos
roberto.ramos@elheraldo.hn

Desde hace veinte años el baloncesto en Honduras dejó de tener el protagonismo que tenía en el gimnasio donde no solo se practicaba este deporte, sino también era escenario de grandes conciertos y competiciones de otras disciplinas deportivas.

Hablamos del gimnasio, Rubén Callejas Valentine, coloso que dejó de funcionar a raíz del paso del huracán que más daño ha hecho a Honduras: “El Mitch“.

Este fenómeno meteorológico que se formó en el Mar de las Costas de Marfil, destruyó el sueño de muchos basquebolistas que vivían con intensidad cada juego. Recordar aquellos torneos colegiales de baloncesto, es revivir la época de oro de este deporte.

Historia del baloncesto en Honduras
El 14 de septiembre de 1947, se inauguró el primer gimnasio nacional, llamado el “15 de marzo”, en conmemoración al natalicio del presidente nacionalista, Tiburcio Carías Andino.

Tras sus comienzos, se jugaban torneos no solamente nacionales, sino también internacionales, eventos que le deban alegría a los capitalinos que asistían a la modesta instalación que fue construida de madera; donde ahora solo queda rastro de lo que fue el gran Rubén Callejas Valentine.

Un sábado 3 de junio de 1961, se jugaron dos grandes duelos, entre las Escuela de Artes Industriales y la Escuela Normal Asociada, (ambos masculinos), también jugaron en femenino: La Escuela Normal de Señoritas contra el emblemático Instituto Central Vicente Cáceres.

Infierno en el complejo
Luego de haberse jugado estos dos grandes partidos colegiales, llegó la noche fatídica para el modesto escenario deportivo. El recinto tomó fuego hasta consumirse por completo, donde nunca se supo si fue mano criminal o se trato de un accidente.

Nuevo comienzo
Ya para el año de 1964 en el mes de abril, se inauguró en el mismo lugar, un nuevo espacio deportivo, el cual fue llamado: “Gimnasio Nacional”. Escenario que fue construido para albergar los XI juegos de campeonato centroamericano. Cabe resaltar que después del incendio en la instalación, los partidos se jugaban en la Escuela Lempira de Comayagüela.

Nace el inmortal Rubén Callejas Valentine
La histórica fecha del baloncesto en Honduras, fue en el año de 1969, el Gimnasio Nacional es bautizado con el nombre de “Rubén Callejas Valentine”, en honor a un dirigente incansable que apoyó este deporte.

Sobreviviente
Después de veinte años sin escuchar las 5 mil personas que llegaban a este escenario deportivo en el barrio abajo, don Mario Argeñal entrenador deportivo y además licenciado en Educación Física y Master en Administración Deportiva, nos contó como ha sido de triste vivir con los recuerdos que dejó el Rubén Callejas Valentine en su memoria.

“Fue una cosa fantástica, aquellos llenos del Instituto Central Vicente Cáceres contra el Instituto San Miguel, una instalación que solo era para 4 mil personas, lograba albergar hasta 6 mil en un partido” dijo el extrenador en nuestra amena conversación.

Don Mario Argeñal, fue entrenador de varios equipos juveniles, como El Rápido, Motagua, Olimpia, Club Los Ases y además árbitro de las ligas de balocensto en su época dorada.

Con el auge de estos duelos entre instituciones colegiales, nace la Liga Nacional de Balocesto, por cual don Mario nos contó que fue algo excepcional: “Fue un boom completo con dirigentes como: Ivis López Ayestas, Lili Raudales, Adán López, Mario Flores Teresín y otras instituciones comerciales que atrajo muchos jugadores y árbitros de Cuba, Costa Rica, Panamá, Estados Unidos, República Dominicana y toda centroamerica”.

Como “fuera de serie” describió don Mario Argeñal el inicio de lo un día fue el baloncesto en Honduras, sin embardo después del Huracán Mitch esto murió.

Con el paso de los años don Mario se ha dedicado a mandar carta tras carta, a todos los presidentes que han estado después del fenómeno natural, respuesta que no ha recibido en estos 20 años.

Según indicó el extrenador no recomienda construir de nuevo el Ruben Callejas Valentine a orillas del rió Choluteca, ya que otro fenómeno como este podría destruirlo nuevamente. Lo que si indicó es que existen dos lugares que son viables para este proyecto, uno es por el  anillo periférico que se pretende construir, y el otro lugar sería en los predios de la Fuerza Aérea Hondureña.

El Huracán Mitch no solo destruyó infraestructura, sino enterró el baloncesto nacional en sus embravecidas aguas de 1998.

4 respuesta a “El Huracán Mitch y el día que el baloncesto de Honduras murió”

  1. Es triste ver como ahora el baloncesto no es muy apoyado, las personas ya no llegan a ver partidos de liga espero algún día el baloncesto vuelva hacer lo que era antes y traiga alegría a nuestro país mediante el deporte.

  2. El proyecto es un centro deportivo de baloncesto. Si los gobiernos no contestan cartas de solicitud. Hay que buscar otros medios y encontrar el apoyo financiero. Organización desde quien inicia. Cartas dentro y fuera de Honduras. Las contestaciones si las hay son ganancias como sugerencias, ideas inimaginables. Hay jugadores en otros países y dueños de equipos que son millonarios . Las redes sociales podrían también ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *